9/11/18

Dortmund-Bayern, un clásico con los papeles invertidos

Por Barry Whelan y Almudena de Cabo (dpa)
Berlín, 9 nov (dpa) - Por primera vez en mucho tiempo, el clásico del fútbol alemán se jugará con los papeles invertidos: el Borussia Dortmund recibirá mañana al Bayern Múnich siendo el favorito y el líder de la Bundesliga.


En los últimos 12 partidos del conocido como el clásico alemán, los bávaros acudieron al encuentro como primeros de la clasificación y el Dortmund era el equipo que los perseguía.

Ahora, el Dortmund, que aún no ha perdido ningún encuentro esta temporada, espera mantener su buena racha en la undécima fecha de la Bundesliga y ampliar la distancia de cuatro puntos que tiene ahora mismo con el equipo de Niko Kovac.

¿Presión para el Bayern? Parece que no. "No siento presión", afirmó Kovac con una sonrisa en los labios varias veces antes de su partido más importante como entrenador del Bayern hasta la fecha. El técnico quiere incluso "disfrutar" de su primer clásico alemán. En cualquier caso, el partido de mañana en Dortmund podría acelerar un cambio de rumbo en la Bundesliga.

Para los bávaros, terceros de la tabla empatados con el Borussia Mönchengladbach, este partido podría ser el punto de inflexión de una temporada en la que el joven y enérgico plantel del Dortmund, dirigido por Lucien Favre, quiere poner fin a la prolongada hegemonía del Bayern en la Liga alemana. Kovac resumió las oportunidades y los riesgos de este partido en una sola frase: "Siete puntos sería mucho, un punto sería poco".

Mantener el statu quo de cuatro puntos con un empate es el objetivo mínimo de los dos equipos. "No debemos perder bajo ninguna circunstancia", dijo el capitán del Bayern, Manuel Neuer. Mientras, para el Dortmund todo se centra en contar con "una defensa y un ataque inteligentes". Ese es el plan del entrenador. "¡El Bayern sigue siendo el Bayern! Tenemos que hacer un trabajo de primera. Desde la defensa hasta el ataque, tienen mucha experiencia", declaró Favre.

A diferencia de las últimas temporadas, el Bayern ha adoptado un tono más modesto antes de su visita al Dortmund. El presidente del Bayern, Uli Hoeness, dijo que el equipo no puede decir que va a conseguir los tres puntos en Dortmund, indicando al mismo tiempo que estaría contento con un empate. "No vamos a ir a Dortmund como favoritos", reconoció.

El Bayern llega tras ganar 2-0 al AEK de Atenas esta semana en Liga de Campeones, lo que ha dado una inyección de confianza a los jugadores. Una victoria el sábado sería el resultado perfecto después de una fase de debilidad que los llevó a empatar 1-1 en casa la semana pasada ante el Freiburg.

El Dortmund, por su parte, llevaba 15 partidos competitivos sin perder hasta que cayó el martes 2-0 ante el Atlético de Madrid en Liga de Campeones. Además, ha anotado 30 goles en los diez primeros partido de liga, lo que ha llevado a que se compare este equipo con el de los años dorados 2011 y 2012 a manos de Jürgen Klopp. De hecho, a esa época se remonta la última vez que el Dortmund se enfrentó al Bayern como líder, el 11 de abril de 2012.

En la undécima fecha de la Bundesliga se disputarán también otros partidos clave, como el Borussia Mönchengladbach-Werder Bremen. El sólido comienzo de temporada de Bremen se ha visto estropeado por dos derrotas consecutivas en la liga.

El cuarto clasificado, el Leipzig, a un sólo punto del Bayern, recibe en casa al Bayer Leverkusen el domingo. Mientras, el Schalke espera subrayar su reciente recuperación ante otro equipo en plena forma, el Eintracht de Frankfurt, en el último partido de este fin de semana.

La nueva fecha comienza hoy con el encuentro entre el Hannover y el Wolfsburgo. En otros partidos del sábado, el Hoffenheim recibe al Augsburgo, el Freiburg al Mainz, el Fortuna Düsseldorf al Hertha y el Núremberg al Stuttgart.

No hay comentarios: