9/11/18

Alemania recuerda el horror de los pogromos nazis de 1938

Berlín, 9 nov (dpa) - La canciller alemana, Angela Merkel, recordó hoy los crímenes perpetrados por los nazis contra los judíos en el 80 aniversario de los pogromos contra las sinagogas y establecimientos judíos en la Alemania de Adolf Hitler y prometió "medidas decisivas" contra cualquier tipo de exclusión y antisemitismo.


"El mal del nacionalsocialismo no se produjo de la noche a la mañana", recordó Merkel en su discurso en un acto conmemorativo en la sinagoga más grande de Alemania, en el norte de Berlín, que también fue incendiada esa fatídica noche. "En 1938, de entre los vecinos salieron delincuentes y criminales y se preparó el camino hacia el Holocausto", afirmó.

"Hoy en día, el panorama en Alemania es contradictorio: hay una vida judía floreciente, pero al mismo tiempo estamos experimentando un preocupante antisemitismo que amenaza la vida judía en nuestro país y en otros lugares considerados seguros alrededor del mundo", declaró en el aniversario de la Noche de los Cristales Rotos, que recibe ese nombre por los fragmentos de vidrio roto de los escaparates en las calles.

Este antisemitismo se extiende cada vez más abiertamente en Internet y en el espacio público, alertó. "Desafortunadamente, casi nos hemos acostumbrado al hecho de que cada institución judía (...) tenga que ser vigilada o protegida especialmente por la Policía", apuntó.

"Por lo tanto, debemos preguntarnos: ¿Qué hemos aprendido realmente del pasado?". Según Merkel, una de las lecciones es: "Cada ser humano es único". "El Estado debe actuar con decisión y coherencia contra la denigración, la exclusión, el antisemitismo, el racismo y el radicalismo de derecha", indicó y prometió: "Todos los ataques contra la sociedad abierta serán contrarrestados".

Previamente, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, hizo un llamamiento a favor de un "patriotismo democrático" en el Parlamento alemán. La catástrofe de las dos guerras mundiales y el Holocausto son una parte inalterable de la identidad alemana, dijo.

Al mismo tiempo, sin embargo, también hay que recordar las raíces de la lucha por la democracia y la libertad, que se remontan al despertar democrático de 1918, indicó sobre una fecha en la que monarquía alemana terminó dando paso a la República de Weimar, fundada el 9 de noviembre de 1918. Dos días después se firmó el armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

"Podemos estar orgullosos de las tradiciones de libertad y democracia sin suprimir la visión del abismo de la Shoa", dijo Steinmeier usando el término hebreo para el Holocausto.

A los nacionalistas les gustaría edulcorar el pasado y evocar un mundo perfecto que no existía, afirmó. "Pero un patriotismo democrático no es un cojín reconfortante, sino un incentivo constante", afirmó.

Por su parte, el presidente del Consejo Central de los Judíos, Josef Schuster, aprovechó el acto en la sinagoga para criticar los ataques antisemitas y xenófobos como una "desgracia" para Alemania. Es un escándalo que cada dos semanas una sinagoga o una mezquita se manche de eslóganes de odio o sea atacada, criticó durante el acto conmemorativo al que acudió toda la plana política alemana.

Schuster advirtió sobre "instigadores intelectuales", que en su opinión están detrás de las personas que atacan a judíos, musulmanes o refugiados y tiene la impresión de que su número está creciendo. "Alimentan el miedo contra los refugiados. Con su elección de palabras y su atención desproporcionada a incidentes individuales, incitan a los ciudadanos. Agitan los ánimos contra los solicitantes de asilo y especialmente contra los musulmanes", alertó.

Esta incitación al odio ha sido perfeccionada por un partido en el Parlamento alemán, dijo Schuster en clara alusión al partido populista de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), que en las pasadas elecciones generales de Alemania en 2017 entró en el Bundestag como tercera fuerza política.

Los pogromos nazis del 9 de noviembre de 1938 son considerados como el comienzo de la persecución sistemática de los judíos en Alemania. Cientos de sinagogas y tiendas fueron incendiadas y saqueadas, decenas de miles de judíos humillados y deportados. Los historiadores estiman que más de 1.300 personas murieron como resultado.

El 9 de noviembre es un día marcado en la historia alemana. No sólo ese día se proclamó la República de Weimar hace cien años y tuvo lugar la trágica Noche de los Cristales Rotos en la Alemania nazi hace 80, sino que el destino quiso, que ese mismo día de 51 años después cayera el Muro de Berlín.

No hay comentarios: